Giménez Barriocanal intervino ayer en una charla en la que abordó la relación Estado-Iglesia a través de los tributos

La Iglesia, que recibió 250 millones de los tributos por IRPF de 2016, realiza una labor social que atañe a decenas de miles de personas y contribuye a la riqueza nacional con su aportación al PIB, que solo el derivado de sus bienes de interés cultural reporta al país 22.000 millones de euros. Asimismo, la Conferencia Episcopal calcula en 9.900 millones su contribución al PIB por las actividades y peregrinaciones religiosas; y le posibilita un ‘ahorro’ al Estado de 2.500 millones de euros, dado que una plaza en la enseñanza concertada cuesta “la mitad” que en la pública. “Solo eso multiplica por diez el beneficio por la Renta”.

Quien así se expresa es Fernando Giménez Barriocanal, presidente de la COPE y vicesecretario general de Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal. Giménez Barriocanal ha ilustrado de esta manera el aporte a la sociedad que realiza la Iglesia católica para enmendar el lugar común de que es beneficiaria neta de los tributos sin aportar nada a cambio, algo que considera falso. “En el conjunto de su actividad, la Iglesia católica revierte a la sociedad más de lo que recibe”, ha dicho.

ETS_6312

Cantabria aportó a la iglesia, vía IRPF de 2016, cerca de cuatro millones de euros a través de las 108.000 declaraciones en las que el contribuyente aceptó asignar a este fin parte de sus impuestos. Es prácticamente la misma cantidad que la Iglesia ha remitido a su diócesis santanderina para el sostenimiento de su actividad pastoral y social.

“La Iglesia tiene un régimen en los acuerdos de 1979 que es muy inferior a los que se derivan de la Ley de Mecenazgo de 2002, entre ellas fundaciones y otras confesiones religiosas como el islam, el judaísmo y el protestantismo”, señaló. “Decir que la Iglesia tiene un régimen fiscal privilegiado es no haberse leído el artículo 15 de la Ley de Mecenazgo”.

Negó que la Iglesia sea una ‘privilegiada’ en cuanto a las exenciones del impuesto de Bienes Inmuebles y añadió que solo afecta a una parte de su patrimonio y que esta parte se rige por la legislación de la que también se benefician otras fundaciones. En aquellos bienes no exentos “pagamos IBI igual que los demás”.

Giménez Barriocanal defendió que la Iglesia tenga derechos a beneficios fiscales por dedicarse a sectores no lucrativos, ya que es una institución que está al servicio de la sociedad “y ésta la protege para que pueda seguir ayudando”.

 

Atención social en Cantabria

El ponente dio cuenta del esfuerzo que hace la Iglesia en Cantabria por prestar atención social y la contrapartida que ello supone: 16 casas de atención a ancianos y enfermos (1.994 personas asistidas); dos centros de rehabilitación de toxicómanos (300 personas al año); un centro de asistencia a inmigrantes (3.000 acogidos cada año); dos centros para dar de comer y alojamiento a personas en situación de exclusión (5.000 atendidos); 52 Cáritas parroquiales (6.000 beneficiarios); y centros de tutela a la infancia. En España, dependen de la Iglesia 9.000 centros asistenciales.

El vicesecretario de Asuntos Económicos dio cuenta del ejercicio de transparencia que la Iglesia hace con los fondos tributarios que recibe: dispone de acceso web al destino de dichos fondos, publica anualmente una memoria y facilita información detallada a los órganos de fiscalización del uso y destino de la asignación.

“La Iglesia es la misma que anuncia la fe, reconoce sus errores, sus pecados, que todos somos humanos y que a veces todos hacemos cosas tremendas, pero junto a eso, también quiere dar a conocer todo lo que hace por la sociedad, que es mucho”, concluyó.

¿Debe el Estado seguir colaborando en el sostenimiento de la Iglesia?

Continuamos las actividades del 44º Curso de CEMIDE con una interesante reunión-coloquio que celebraremos sobre “¿Debe el Estado seguir colaborando en el sostenimiento de la Iglesia?”, en la que contaremos con la excepcional participación de Fernando Giménez Barriocanal, Vicesecretario General de Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española, Presidente de la Cadena COPE y Profesor Titular de Economía Financiera y Contabilidad de la Universidad Autónoma de Madrid.

financiero-644x362

En una España aconfesional y moderna, ¿tiene sentido que el Estado siga colaborando en el sostenimiento de la Iglesia?, ¿no se trata de privilegios de una época anterior?, ¿qué privilegios fiscales mantiene la Iglesia?, ¿en qué se fundamentan?, ¿aporta hoy en día la Iglesia algo a la sociedad tanto a nivel nacional como en Cantabria?, ¿es transparente la Iglesia en sus cuentas?, ¿a quién rinde cuentas y cómo? Y, en definitiva, ¿quién financia a quién? Estas y otras preguntas serán objeto de la conferencia donde podremos conocer el otro lado de la vida de la Iglesia.